Pulsa "Enter" para saltar al contenido

Cómo hacer que tu vídeo sea viral

Un contenido viral, sea vídeo o de cualquier tipo, es algo que se distribuye por internet de forma masiva, rápida y con la colaboración inconsciente de todas aquellas personas que lo comparten con gente que, a su vez, hace lo mismo, de forma que en pocas horas o días recibe millones de visitas y, como se suele decir, “da la vuelta al mundo”, como pasa con una buena webcam porno en videochaterotico, ¿verdad? No te hagas el tonto….

Este fenómeno ha sido posible en los últimos años sobre todo gracias a redes sociales como Facebook o Twitter, donde compartir cualquier contenido que nos llama la atención es tan fácil como hacer uno, dos clics a lo sumo, para que instantáneamente todos nuestros contactos queden expuestos a aquello que les estamos “reenviando”.

¿Había vida antes de las redes sociales?

Antes de las redes sociales los contenidos se transmitían con facilidad, aunque no tan rápido, en las famosas cadenas de e-mails, y lo más reciente es ni siquiera entrar en las redes sociales, sino reenviar por WhatsApp todo tipo de textos, enlaces y vídeos, de forma que incluso la población de más edad, que no suele entrar ni siquiera en el ordenador, o no lo hace con regularidad, participe de la difusión de estos contenidos.

El éxito de este método no pasa desapercibido para las empresas, que ya diseñan sus campañas publicitarias para que se conviertan en virales, ni para los creadores de contenidos que quieren obtener la máxima difusión y atraer anunciantes para ganarse la vida con los vídeos que cuelgan en Youtube y otras plataformas. Pero… ¿cómo podemos meternos en este mundillo? ¿Cómo podemos hacer que nuestro vídeo se convierta en viral y lo vea virtualmente todo el planeta? Bueno, no es fácil, si no cualquiera lo haría, pero existen varios consejos.

Sé profesional en tu propia casa

Por ejemplo, el contenido de un vídeo puede ser divertido, impactante, emocionante… pero en la mayoría de los casos es esencial que tenga unos niveles de producción profesionales (o casi), y es que los vídeos de mala calidad, o grabados con el móvil en vertical, tienen menos poder para difundirse de forma viral.

En una era en la que la gente quiere las cosas fáciles y enseguida, y en la que leer cansa rápidamente, también es recomendable hace vídeos cortos. Si puede ser, de menos de un minuto, incluso menos de 30 segundos.

Hay que saber elegir el momento: los fines de semana la gente tiene más tiempo libre, suele estar menos delante del ordenador. Publiquemos el lunes y mirarán nuestros vídeos en el trabajo. Por supuesto, si están relacionados con temas de actualidad o memes recibirán muchas más visitas, y si sirven para algo, si enseñan algo a la gente, mejor que mejor.

Además, muchas veces los vídeos se convierten en virales casi “por casualidad”, pero si los hacemos con la intención de llegar al máximo número de gente posible es importante que empecemos enviándoselo a toda la gente que conozcamos y también a medios de comunicación, tanto tradicionales como internet, porque si algún profesional nos lo difunde su público potencial hará que nuestro trabajo se haga solo a partir de ese momento.

Sé el Primero en Comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *